El Perro Pastor Alemán de color gris 

¿Una pieza de museo?  

Especialmente en los países del sur de Europa el pastor alemán "gris" no es particularmente popular, sobre todo entre los criadores de las llamadas líneas de belleza (exposición). Yo no puedo entrar a calificar los motivos de esta situación. Pero a pesar de todo intentaré hacer desaparecer estos prejuicios extendidos por todo el mundo. 

Mi intención no es convertir a cada lector de este articulo en un hincha de los perros "grises" en media hora. Pero me gustaría intentar describir de una forma entendible porqué y cómo usar las cualidades hereditarias del perro "gris" en la  cría, de una forma razonable y conveniente.

Bajo la rúbrica “características de raza” del pastor alemán, encontramos la siguiente descripción de los colores permitidos:

Negro con manchas  marrones rojizas, marrones y amarillas llegando hasta el gris claro. Negro unicolor, gris, gris oscuro, con manto negro ("silla") y máscara. No son deseables pero se aceptan pequeñas y poco llamativas manchas blancas en el pecho y colores interiores claros. El hocico debe ser negro en todas las variaciones. La falta de mascara, ojos claros o fosforescente así como manchas blancas en el pecho y partes interiores, uñas claras y punta de la cola roja, será calificado como debilidad de pigmentación. La lana interior mostrará un ligero tono gris. El color blanco no se permite.

Yo no quiero profundizar en el fundamento genético de estos colores. El que lo desee puede hacerlo en publicaciones especiales, como ejemplo sirve la de “Schleger”.

En mi exposición explicativa haré siempre mención a perros de color “negro-marrón” al referirme a las variedades negro-amarillo, negro-rojo o negro-marrón con el único motivo de simplificar el texto.

Dependiendo del punto de vista el perro gris se describe de manera variada.

 

Todas las siguientes variantes de color se denominan  “grises” con la inclusión de  mejillas y señas interiores mas o menos claras.

            COLOR GRIS

·  Gris (alobado)

·  Gris-negro

·  Negro-gris

·  Gris marrón

·  Gris amarillo

·  Gris nublado

·  Gris nublado con máscara

·  Gris oscuro con máscara

·  Gris con manchas negras-marrones nubladas

·  Gris marrón con manchas negras en patas y dedos

·  Gris con manchas en la cabeza y patas, con mascara

·  Gris oscuro, con línea oscura en el dorso (Aalstrich)

·  Gris mediano

·  Gris claro

·  Gris pálido.

Llegando hasta el gris medio todas las variantes son deseables y no se penalizan, salvo mejillas o patas con señas muy claras.

Intentar clasificar todas las variantes del gris llevará a una diferencia muy amplia de opinión sobre la mejor forma de describirlas. Estas diferencias se vuelven a apreciar en las descripciones de los pedigríes.  

Al tener la oportunidad de contemplar un perro transcurridos 3 años podremos comprobar que el color descrito al nacer en la mayoría de los casos no es coincidente con el actual.

Ejemplo:

Es frecuente que un cachorro gris-amarillo claro con una línea dorsal oscura se convierta en un perro gris oscuro-marrón.

También se da al revés.

El cachorro gris oscuro-marrón nublado se convierta en un perro gris-amarillo.

Este no muy evidente desarrollo no es tan raro como parece.

Lo que sí esta asegurado es que el perro gris desarrolla su color definitivo a los 3 años de edad.

   

Basándome en mi experiencia como criadora creo poder afirmar que el estampado de la máscara y la parte exterior de la oreja, son indicativos para la extensión del color negro que el perro gris tendrá como adulto.

En relación con esto se plantea la siguiente pregunta:

¿Cuando un perro es denominado gris?

En principio la fijación del color gris se efectúa inmediatamente después del nacimiento. En ese instante esta claro si un perro es negro, negro-marrón o gris.  

 

Este aspecto tienen los cachorros mas tarde:

Muchas veces soy preguntada por la aparición de perros adultos sin el debido cerramiento del manto y de donde les viene a estos el color gris.

Este perro no es gris, es solamente un problema de cerramiento de manto.

Pero es cierto que un cachorro gris-amarillo es difícilmente distinguible de uno negro-marrón sin el cerramiento de manto.

Lo que no se puede hacer de ninguna manera es convertir a este por una corrección en el pedigrí en uno gris, por que naturalmente creo que no lo es.

Y se da por supuesto que este no pueda mejorar la pigmentación al no tratarse de un ejemplar gris.

Por lo tanto hemos llegado al primer tema de discusión:

 

 ¿Realmente mejora el perro gris la pigmentación?

 De verdad, uno no se debe  dejar llevar por la ilusión de que el perro gris aporta de golpe milagrosamente mejoras generales en la pigmentación y menos cuando popularmente se prefirió durante décadas al perro negro-marrón, incluso el negro-amarillo pasando por el rojo.  

Esto naturalmente  no esta del todo o totalmente limitado.

En casos excepcionales se pueden alcanzar con el empleo de perros grises cambios inmediatos. Pero a eso llegaremos mas adelante.

Ambas variaciones de color, tanto el negro-marrón como el gris, tienen un algo en común:

Cuando se cruzan, sin estudiarlo detenidamente, entre sí tarde o temprano se apreciara una reducción del color, mas o menos intensa, en ambos casos.

La pérdida del color se hará más pronunciada cuando el efecto natural de las Leyes de Mendel se acentúe comprobándose que un perro muy utilizado puede ser "aclarador" sin ser él mismo necesariamente claro.

Si por ejemplo después de 3 ó 4 cruces de negro-marrones se hace una sensata combinación con un gris, o al revés si después de varios cruces de grises se hace una combinación con un negro-marrón no se producirá ninguna perdida de pigmentación.  

A veces se afirma que si uno de los padres es negro marrón, que a su vez tiene un ascendente gris y esta bien pigmentado, mejora la pigmentación no solamente en los grises.

También se dice que el cruce entre grises produce ejemplares mas claros.

Según mi propia experiencia, esto es básicamente correcto. Pero de manera tan global no se puede evaluar la línea de sucesión, ni siquiera con la excusa de la existencia de 95 % de negro-amarillos, y afirmar que el factor gris se clarea en la materia genético. Es justo el caso contrario.

 Consecutivos apareamientos de negro-amarillo producen una consolidación de los genes negro-amarillos y reproduce un efecto similar a una intensa consanguinidad que abarca varias generaciones y la consecuente influencia negativa en la vitalidad genética de la pigmentación, que por ese motivo decrece.

En este caso el gen gris no puede palidecer porque la combinación negro-amarillo no lo fomenta.

Si cruzamos un perro 100% negro-marrón ( si le hubiera )con uno 100% gris ( también muy raro ) los cachorros nacerían con colores situados entre los padres. En este caso tendríamos teóricamente perros con la siguiente distribución de colores: gris-marrón, gris-negro, gris-marrón nublado o gris-negro nublado.

Como ya he dejado entrever, no conozco -al menos yo- ningún macho que haya demostrado transmitir de manera dominante entre mas de 100 hijos suyos, por supuesto con una perra gris, el color negro-marrón.

También el macho gris dominante (desgraciadamente no conozco personalmente ninguno) transmitiría el color gris de manera dominante a todos sus descendientes, incluso a los producidos en combinación con perras de color negro-marrón.

Fin de la primera parte

 
Artículo cedido por Margit van Dorssen (criadero von Arlett)  
Traducción: Fernando Cordero
 
vandorssen@arlett.de
http://www.arlett.de
 
ir a la segunda parte